Creación o mejora de Control administrativo y Gobierno Corporativo

 
 

Los sistemas de verificación y control se componen de tres elementos básicos: una estructura organizativa dividida en áreas de responsabilidad, un proceso de comprobación (auditoría) y un sistema de información.

La verificación y control del desempeño económico, social y ambiental de la empresa exige de un sistema de información que junto con los registros financieros ofrezca, tanto en una dimensión interna como externa una información integral sobre los resultados sociales y ambientales de la empresa. El Informe de RSC es el instrumento de control fundamental, además de ser la herramienta de comunicación más potente en materia de sostenibilidad.

El proceso de control se divide en 5 etapas fundamentales:

1. Establecer objetivos y estándares

La empresa debe tener una referencia respecto a la que realizar el control. La primera son los objetivos. Adicionalmente, la organización puede utilizar como referencia los criterios y requisitos de los estándares de gestión socialmente responsable. Algunos de los más relevantes son: SA 8000, AA 1000, SGE 21, SI 10000, ECS2000, y la norma de Aenor UNE 165010 EX.

2. Medir resultados

La mejor manera de medir los resultados es utilizar indicadores de RSC. Estos indicadores deben cumplir unas características: SMART Spacific, Measurable, Achievable, Realistic, Timely.

Los indicadores además de medir el desempeño facilitan la fijación de objetivos y la comparación en el tiempo y con otras empresas de los resultados obtenidos.

Los indicadores pueden se cualitativos o cuantitativos y de gestión u operacionales, formando el conjunto de ellos el cuadro de mando de sostenibilidad.

3. Comparar resultados con objetivos y estándares

La comparación se realiza de una manera formal y sistemática mediante las auditorías de Resposabilidad Social Corporativa. El proceso de auditoría incluye la definición del alcance, la selección del auditor, la ejecución de la auditoría y la elaboración del informe de auditoría.

4. Análisis de las desviaciones

Consiste en evaluar las desviaciones para centrarse en aquellas más significativas o sobre las que la empresa puede actuar, e identificar las causas que han dado origen a tales desviaciones.

5. Acción correctiva y acción preventiva

Por último, la empresa debe tomar acciones correctivas encaminadas a evitar la repetición de las causas que motivaros las desviaciones negativas y a potenciar las casas de las desviaciones positivas.

Por su importancia, no detendremos algo más en la auditoría. La RSC es un proceso de mejora continua hacia la excelencia, por lo que la empresa debe auditar regularmente su desempeño social y ambiental para identificar desviaciones respecto a lo planificado e implantar medidas correctoras que impulsen la mejora de la empresa.

Al igual que las auditorías financieras o de los sistemas de gestión de la calidad, medio ambiente o prevención de los riesgos laborales, la gestión socialmente responsable debe someterse a auditorías periódicas para determinar la eficacia del sistema y el grado de cumplimiento de los requisitos establecidos.

 
 
El gobierno corporativo incluye las relaciones entre los directivos de la empresa, el consejo de administración, los accionistas y otras partes interesadas. El gobierno corporativo también proporciona la estructura a través de la cual se fijan los objetivos y se determinan los medios para conseguir esos objetivos y se controla el desempeño".

Por tanto, el gobierno corporativo es el sistema por el que las empresas son dirigidas y controladas. La estructura de gobierno corporativo especifica la distribución de derechos y responsabilidades entre los diferentes miembros de la organización, tales como el consejos de administración, directivos, accionistas y otras partes interesadas y detalla las reglas y procedimientos para la toma de decisiones sobre cuestiones corporativas.